El bato que me gusta

En este ejercicio de escritura tratamos una descripción poco ortodoxa de una persona, en este caso yo elegí a alguien que me gusta mucho. Ustedes elijan a quien crean conveniente.


El bato que me gusta no se enoja porque le digo bato.

El bato que me gusta, gusta de mí también.

El bato que me gusta me hace reír en las circunstancias más inesperadas.

El bato que me gusta conoce mejor mi tolerancia hacia las chelas que yo.

El bato que me gusta sabe disfrutar del presente.

El bato que me gusta creció a un par de calles de donde yo.

El bato que me gusta me reta a salir de mi zona de confort.

El bato que me gusta no salió corriendo cuando me escuchó decirle que lo amaba.

El bato que me gusta me enseñó que cazar Pokémon puede ser bastante entretenido.

El bato que me gusta no es perfecto, ni yo lo soy.

El bato que me gusta dejó de ser sólo un bato que me gusta. Es la persona con la que quiero compartir mucho desde ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s