¿Para quién guardamos el amor que nos queda?

Lo guardamos para alguien especial. (?)

Como si existiera la certeza de que dicha persona lo es. ¿Lo seguirá siendo dentro de tres meses? Y ¿Dentro de cinco años?

Guardamos los sentimientos en lugar de externarlos. El amor es de los pocos que dichosamente se pueden compartir, pero no. Lo aprehendemos, lo curamos y añejamos.

El amor es amor, no un vino o un jamón. Ja.

Puede saber bien cuando se comparte. Saber bien en el alma.

Cuando el amor no se guarda sólo para uno, la existencia se aligera un poco.

Y un poco ya es bastante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s