Tere

Dicen que te has convertido en ángel y que conoces a ese Señor al que todos le piden mejorar.

Tú siempre creyente, me enseñaste a rezar y a decir primero Dios. Aunque eras la única que no me obligaba a creer en algo, sabías de mi agnosticismo.

Ay Tere, cinco años. Creo recordar el sonido de tu risa.

Pasen a ver al león. Eso decías cuando te sentabas en el sillón junto al comedor. Después dormías la siesta.

Tere. También se fueron Chava, Marta y Gil. Adioses que no esperábamos.

Pues. ¿Cuándo se ha sabido de alguien que espere a la muerte así sin más? ¿Verdad?

Me gusta pensar que te ríes al verme hacer tormentas en vasitos de vida. Ojalá que sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s