Agua de regadera

Quiero caer en tu cabeza y deslizarme por ti hasta morir en el suelo.

Intercambiar el calor del agua por el de tu cuerpo.

Seguir mi ciclo, hirviendo para no congelarte. Esa es tarea del viento cuando sales.

Quitar la espuma que te deja el champú y disolvernos. Qué curioso que perfuman tu cabello.

Abrazar hasta los rincones de ti que aún no aceptas.

Calentar tu espalda después de un largo día. Y de igual forma antes de que salgas de casa.

Confundirme con tus lágrimas en lo triste.

Agua de regadera, caliente, cumple su función y se desahoga en el drenaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s