¿Qué me hace mujer? (Desorden de una discusión conmigo)

Nota: Querida persona, no se tome nada de esto personal.

A veces ser mujer es un fastidio… Lo más sencillo es el imitar “Verse como mujer”. Peeeeeerooo, ¿Cómo nos vemos nosotras?

Somos diversas.

Personalmente y rumeando ideas conmigo. ¿Qué me hace mujer?

Soy mujer… ¿Según los arquetipos? ¿Según la cultura? ¿Según el tiempo? ¿Según lo que otras personas ven de mí? ¿Según lo que yo miro?

Me asumo siempre como mujer. ¿Pero es el único factor que debo considerar? A veces siento –con mucho pesar– que la única certeza de serlo es la opresión física y simbólica que conozco. Reitero que escribo desde quien soy.

Comienzo por el cristal biológico, el sexo. La clasificación más fácil en el mundo celular. Nací con cromosomas XX y como órgano visible una vulva —Acá una de las represiones simbólicas—. ¿Cuánto tiempo pasó hasta que me atreví a escribir vulva como parte de una discusión?

Pero mi sexo no es lo único. ¿Qué hay del cristal del rol? Aquel que me asignaron y pude aprehender para mí. Desde pequeña con vestidos de niña coqueta –adjetivo que cambió de sentido drásticamente cuando me hice mayor–. Pero mi sentido de ser mujer tampoco puedo reducirlo sólo a las prendas que porté.

(Hasta vestir como me gusta se vuelve un privilegio circunstancial entre la violencia:acosos, secuestros, trata de personas y más cosas viles.)

Soy mujer que infortunadamente conoce la impotencia y la desesperación de nunca más ser silencio.

Pero no soy mujer sólo por mi sexo, ni por lo que visto o el rol. Aunque, sé de tareas que en el lado de ellos se ven aún como ayuda. El cuidado de otras personas y de los espacios cotidianos, por ejemplo.

Creo que soy mujer porque estoy harta. Me ha reventado la cabeza cada que mis negativas hacia propuestas son tomadas como chiste y no es hasta que se enteran que tengo un novio dejan de molestar. ¿Por qué ese sentido tuvo más peso que mi negativa directa!

Qué según la mitología rústica –y en la que muchas personas siguen justificándose– sólo puedo estar de un lado u otro. O soy una buena mujer o soy una mala mujer, pero cualquiera que sea siempre en beneficio de él.

¿Y cómo no quejarme de lo femenino? Debo esforzarme más que el sujeto promedio si quiero hacer uso del espacio público. En cualquier categoría, rama o disciplina. Necesito años, pero siempre bien cuidados.

A veces ser mujer es un fastidio. ¿Quién quisiera ser una por voluntad propia? Ja.

Mire cualquiera de los cristales que mire, puedo fragmentar mi construcción de ser mujer; pero siempre el resultado es desalentador. Siempre.

Soy mujer porque me asumo, nací y crecí. Pero no caigan en la trampa del sentido superficie de estas palabras, piensen a fondo.

Pese a todo esto.

Me gusta ser mujer. Lo disfruto, lo asumo y lo sufro –opresiones físicas, simbólicas e históricas–. Me asumo como tal porque lo soy, también es mi posición ante la vida y mi actuar político. Lo que puedo hacer desde aquí y lo que no. Asumo mi responsabilidad, sin olvidar que también soy humana y puedo cometer errores –como todas las personas–.

Yo no voy a cuestionar sus identidades, cuestioné la mía y su construcción. No me corresponde y no soy quién para escribir lo que son ustedes.

Gracias por leer.

Un comentario sobre “¿Qué me hace mujer? (Desorden de una discusión conmigo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s