A la mamá y al papá

Nadie nace sabiendo ser nada.

¿Quiénes somos para criticar al otro desde nuestra “comodidad”?

No vengo a enseñarles nada, sólo escribo.


Tantos hijos e hijas, tantos padres y madres.

Desde ambos lugares se critican, pareciera un juego de ping-pong, muchas veces sólo logramos ver lo malo del otro, llegamos a odiarnos… a juzgarnos; en lugar de comprendernos o tratar.

Qué diferentes serían las cosas si tan sólo tratáramos, si tan sólo el interés fuera genuino, si entendiéramos que ellos y nosotros estamos creciendo-existiendo en contextos distintos.

¿Están bien o están mal?

Dejemos de jugar a creernos universo, a veces las cosas sólo van, son así.

¿Sabes cuál es su color favorito?
¿Sabes qué le duele?
¿Qué le preocupa justo ahora?
¿Le hiciste saber que es importante en tu vida?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s