Réquiem

En algún momento esto se tenía que terminar. Te digo adiós, por fin. Me despido de ti porque ya no tengo amor para darte, se agotaron todas mis ganas de volverte, la esperanza de besarte y abrazarte nuevamente se ha enterrado sola. Finalmente nos doy sepulcro amor.