Merecer

No te merezco, porque no sabes querer.

No te merezco, porque la relación siempre gira en torno a tus necesidades, no a las nuestras.

No te merezco, porque aprendí a querer bonito.

No te merezco, porque me gusta abrazar y dar besitos cada segundo.

No te merezco, porque tu tienes mil pretextos para no vernos.

No te merezco, porque han sido más las veces que he llorado a causa tuya que reído contigo.

No te merezco, porque lo nuestro no te pareció fructífero.

No te merezco, porque hablo demasiado y no sabes escucharme.

No te merezco, porque te escribo y jamás me has leído.

Así que es cierto, no merezco esto, no te merezco en todos los sentidos. Ni más llorar o esperar poquito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s